La primera prótesis que siente ya está fuera de laboratorio

Una paciente Sueca es la gran afortunada de llevar en su extremidad superior la primer prótesis ¡que siente¡ Así como lo lees, unos especialistas suecos se encargaron de dar un gran paso hacia la gran revolución de las prótesis.

Una paciente sueca es la primera en implantarse una prótesis que siente.
Fuente: DeTop Project

Los genios detrás de la prótesis

El brazo biónico pertenece al proyecto DeTop. Un proyecto que pretende crear prótesis transradiales (por debajo del codo) osteointegradas con control neural y retroalimentación sensorial. Un proyecto con un propósito claro: devolver el sentido del tacto a las personas con extremidades amputadas.

El brazo artificial fue desarrollado por el Doctor Max Ortiz Catalan en Integrum AB, nada mas y nada menos que la compañía detrás de la primera prótesis de extremidades con anclaje óseo mediante osteointegración. Además, contó con la participación de la Universidad Tecnológica Chalmers.

Como ya se mencionó, la extremidad postiza se implantó mediante el proceso de osteointegración. El nombrado procedimiento consiste en anclar un metal, en este caso Titanio, al hueso remanente de la extremidad. Con la implantación, los electrodos pueden adherirse directamente a los nervios del brazo, logrando estimularlos directamente, lo que provoca un funcionamiento más natural y fluido.

Ejemplo de una prótesis con el proceso de osteointegración

Recordemos que en las prótesis actuales, los electrodos son ubicados en la superficie del brazo, en contacto con la piel y de esta forma, la estimulación de las fibras nerviosas es limitada, generando una funcionalidad mecánica y poco natural.

¿Qué esperar de las futuras prótesis?

Los brazos artificiales con sentido del tacto han ganado la atención de los investigadores que desean desarrollar dispositivos mas humanos. Sin embargo, aún existe un par de brechas importantes en este caso, siendo la primera la accesibilidad debido al costo de estos dispositivos y segundo, la falta de desarrollo de investigación a nivel mundial.

No queda lugar a dudas que el proyecto DeTop es un avance fascinante hacia la revolución de las prótesis. Por ende, se espera que en los próximos años las investigaciones se centren en comprender plenamente el funcionamiento del tacto a fin de simularlo correctamente.

¡Que esperanza para quien ha perdido la frontera con el mundo que lo rodea¡

Proyecto DeTop. Un paso hacia la revolución de las prótesis que sienten.
Fuente: DeTop Project

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *